Comsa vende su participación en el metro de Madrid y de Barcelona para reducir deuda